La Pornografía Infantil en Internet



#Ayuda está totalmente en contra de la pornografía infantil. Proporcionamos esta información para ayudar a los padres, hijos y a todos nuestros usuarios a conocer dicha información y protegerse; no para el mal aprovechamiento de los datos que exponemos, ni mucho menos para fomentar este tipo de actividad.

La pornografía infantil constituye un problema de dimensión internacional, que se ha amplificado con la irrupción de nuevas tecnologías que han transformado las pautas de producción y difusión de este tipo de material.

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (UNCRC), que ha sido mayoritariamente ratificada por los estados, califica la pornografía infantil como una violación de los derechos del menor y exige a las naciones que participen en la convención internacional y que adopten medidas para prevenir la explotación infantil en materiales de tipo pornográfico (art. 34). Asimismo, el Programa de acción para la prevención de la venta de niños, prostitución infantil y pornografía infantil de la Comisión Pro Derechos Humanos de las Naciones Unidas respalda los esfuerzos internacionales y de la Comisión en cuanto a la represión y castigo de conductas de explotación de los menores con fines pornográficos.

No obstante, las acciones internacionales de lucha contra la explotación sexual de los menores y contra la producción y el tráfico de la pornografía infantil encuentran serios escollos de partida. En la actualidad se carece de una definición uniforme del concepto de pornografía infantil; junto a esta falta de armonización conceptual, los datos de que se dispone, relativos a la producción y distribución de material pornográfico infantil, son insuficientes, sobre todo por lo que afecta a la dimensión del problema en África y Latinoamérica.

Los avances en las líneas de acción internacional son insuficientes frente a la irrupción de nuevas tecnologías que han transformado la dinámica y articulación de las formas de producción y distribución de la pornografía infantil. En este sentido, la irrupción de medios tecnológicos de escaso coste al alcance de la población ha amplificado el problema. El video casero y la implantación de Internet han convertido la pornografía Infantil en una "sofisticada industria casera" al alcance de muchos.

La acotación conceptual de la pornografía infantil 

La definición de pornografía infantil es compleja, por cuanto depende de múltiples factores de tipo cultural, de creencias de tipo moral, de pautas de comportamiento sexual, así como de las ideas religiosas imperantes en cada comunidad. Lógicamente, estas fluctuaciones conceptuales tienen un reflejo en los conceptos legales utilizados por los ordenamientos de cada país. Estos factores explican que tampoco existan convenciones jurídicas internacionalmente uniformes en torno al límite legal a partir del cual se acota el concepto de niño o de menor. La UNCRC define al niño como persona menor de 18 años, y ésta es la convención normativa imperante en el contexto jurídico y cultural del continente europeo. Por el contrario, en países como Australia, la legislación sobre pornografía infantil conceptúa al niño como menor de 16 años, mientras que en algunas jurisdicciones de los Estados Unidos (EE.UU.) los menores a partir de los 15 años pueden consentir legalmente en orden a mantener relaciones sexuales con un adulto; sin embargo, conforme a la legislación de esos propios estados de EE.UU., ese adulto no puede elaborar, producir, distribuir ni tan siquiera poseer una filmación o registro visual de sus contactos sexuales con el menor, de acuerdo con los Estatutos Federales de Pornografía Infantil (18 USC, 2252, 2256), por cuanto éstos definen al menor como persona que no ha cumplido los 18 años.

Pese a todos estos obstáculos de partida, el Consejo de Europa define la pornografía infantil como "cualquier material audiovisual que utiliza niños en un contexto sexual" (Recomendación R(91) 11 e Informe del Comité Europeo de Problemas Delictivos (1993).

La literatura erótica infantil debe quedar deslindada de la pornografía infantil, por cuanto constituye un concepto diverso que alude a materiales relacionados con niños en los que están presentes alegorías o propósitos sexuales, lo que no es objeto de prohibición legal en los ordenamientos estatales.

La transformación de la producción y difusión de la pornografía infantil motivada por la eclosis de Internet 

En la década de los años setenta puede situarse el momento de máximo apogeo de la producción comercial de pornografía infantil en el mundo occidental. En aquellos años Dinamarca, Holanda y Suecia constituían los principales centros de producción. A finales de dicha década y comienzos de los años ochenta se verifica una mayor intervención gubernamental y el impulso de medidas legislativas, centradas en la prohibición de la producción, la venta y distribucción, de la pronografía infantil. Desde los años noventa se ha acrecentado la adopción de medidas legislativas prohibitivas y el impulso de la represión penal sobre las actividades de producción, difusión, exhibición y distribución de material pornográfico infantil al compás de la evolución tecnológica, y no faltan además muestras de una "nueva cruzada legislativa" en la que incluso se opta por la incriminación de la mera tenencia o posesión de material pornográfico infantil.

En la actualidad se constata una tendencia según la cual el tráfico de pornografía infantil no viene presidido por el ánimo de lucro ni por motivos comerciales. Se ha acrecentado así el intercambio de material entre pedófilos, pauta de comportamiento que se ha ampliado en las nuevas autopistas de la información (Internet), donde los usuarios pueden introducir material y convertirse en difusores de dicho material. Por consiguiente, puede trazarse una línea evolutiva que desplaza la elaboración y producción de la pornografía infantil de parámetros comerciales organizados a ámbitos descentralizados amateurs y domésticos. A esta evolución ha contribuido también el denominado "turismo sexual", pues se ha constatado en los últimos tiempos que una buena parte de la elaboración de material pornográfico infantil tiene su origen en filmaciones amateurs llevadas a cabo por turistas que entablan relaciones con menores, principalmente en países del continente asiático.

En efecto, esta evolución no hubiera sido posible sin la masificación y el abaratamiento de los aparatos de vídeo doméstico.

Estas líneas evolutivas se han agudizado con la irrupción de Internet como nueva autopista de la información. Puede indicarse, pues, que la tecnología informática ha acabado por consolidar las pautas y patrones de la producción y el tráfico de pornografía infantil. Cualquier usuario de la Red tiene acceso a los servicios en línea en una autopista de información a la que se encuentran conectados más de 30 millones de personas. En este contexto, cualquier usuario puede erigirse en productor, difusor o receptor de material pornográfico infantil.

Las técnicas de producción e introducción de tal material en la Red se han multiplicado (escaneado de fotos, introducción en la Red de videoclips, correos electrónicos provistos de imágenes o vídeos). Y estas nuevas formas de difusión y tráfico de pornografía infantil pueden ser llevadas a cabo desde el anonimato que proporciona Internet. El usuario puede revestirse de identidades ficticias o no identificables y difundir contenidos ilícitos a un determinado país, haciendo que la información transite por el "ciberespacio" intermedio de otros países, lo que dificulta de forma extrema la identificación de la fuente o el origen del material pornográfico infantil. Sin embargo, las técnicas para enmascarar la fuente pueden ser aún más sofisticadas, pues al alcance del usuario mínimamente avezado se halla la utilización de los anonymous remailers, que permiten el envío de correos electrónicos sin remite; los remailers suponen el uso de servidores de correo electrónico intermedios entre el remitente y el destinatario final, de modo que el remitente envía un mensaje a un servidor que, a la vez, lo reenvía al destinatario final sin que aparezcan los datos del remitente.

El empleo de los denominados computer bulletin boards ("tablones de anuncios de ordenador") también puede constituir otro mecanismo de intercambio de información entre pedófilos por el hecho de que permiten mantener conversaciones; debe subrayarse además que, en la mayoría de los países, no se requiere licencia ni registro para introducir dichos tablones de anuncios.

Las posibilidades que ofrece Internet se proyectan también en la posibilidad de mantener comunicaciones en línea, con incorporación de imágenes, a través de las denominadas sesiones interactivas de chat, mediante las cuales los menores pueden quedar involucrados en un contexto sexual con adultos.

Frente a tales peligros las normas de autorregulación de usuarios y operadores de la Red aconsejan acrecentar medidas de autoprotección para los usuarios menores, por medio de técnicas de bloqueo al acceso infantil a materiales que incorporan contenidos nocivos. Sin embargo, las medidas de bloqueo que pueden incorporarse a los programas de software pueden quedar vulneradas por los menores con conocimientos informáticos. Por último, la evolución de la informática permite la alteración de imágenes por ordenador, de modo que se puede enmascarar la imagen de adultos que participan en actos pornográficos o de contenido sexual para que parezcan menores de edad; se trata de la denominada pornografía técnica. Este tipo de pornografía presenta una menor lesividad en la medida que no utiliza menores reales en la elaboración del material. Conceptualmente diversa en la pseudopornografía de menores, consistente en la alteración de imágenes por medio de la colocación de la cara de un menor sobre la imagen de un adulto o bien en el añadido de objetos a una imagen; en tales casos, siempre que se incorporen, aunque sea parcialmente, imágenes de menores reales, la lesividad de la conducta es mayor y probablemente debe ser objeto de sanción penal.

Finalmente, la producción de pornografía infantil generada por ordenador ha suscitado ya un hondo debate jurídico. Desde amplios sectores jurídicos se ha demandado que este tipo de pornografía no sea objeto de medidas incriminadoras, por cuanto en tales supuestos no se verifica una utilización real de menores, de modo que la prohibición del referido material supondría una injustificada y desproporcionada limitación a la libertad de expresión.

El tráfico de pornografía infantil en Internet ha sido objeto de recientes encuentros internacionales de expertos, como el celebrado en Lyon. En este congreso, los representantes de 19 países y organizaciones no gubernamentales, implantadas en el sector, efectuaron, entre otras, las siguientes recomendaciones: 

  1. la necesidad de adopción en la legislación de los ordenamientos nacionales de medidas legislativas que incriminen la producción, distribución, comunicación, importación, exportación y posesión de pornografía infantil, incluida la pseudopornografía, a través de Internet; 

  2. la armonización internacional en cuanto al límite de edad en la conceptualización de los menores y en cuanto a la definición de pornografía infantil; 

  3. el incremento de la cooperación policial y judicial, tanto en cuestiones relativas a la aplicación de la ley penal como con relación a la asistencia técnica; 

  4. la solicitud a las Naciones Unidas de que impulse un borrador de legislación tipo, uniforme, contra la pornografía infantil; 

  5. la solicitud al Comite sobre Derehos de los Niños de las Naciones Unidas de que impulse la aplicación de controles legales adecuados contra la pornografía infantil, cuando los gobiernos presenten sus informes nacionales en la Convención sobre Derechos del Niño;

  6. la promoción del desarrollo de programas similares a los antivirus, que permiten filtrar o bloquear la pornografía infantil en Internet, a través de los proveedores de servicio en Internet (PSI), mediante una base de datos central actualizada regularmente con impresiones de imágenes de pornografía infantil. 

Denuncia la pornografía en Internet

      

 

Es cada día más común depararnos con noticias sobre abusos sexuales a menores. En Internet, este tipo de actividad ha crecido mucho en los últimos meses. La pornografía infantil crece de forma indiscriminada, gratuita, y escapando de los controles de la ley. Recuerda que las imágenes de pornografía infantil se obtienen a partir del sufrimiento de miles de niños de numerosos países. Denunciarlas es fundamental para detener los autores y proteger a los niños. Si conoces o haz oído hablar de alguna web sobre pornografía infantil, por favor denunciala. Se realizará una verificación y se denunciará a las fuerzas de seguridad. La información que facilite será tratada con total y absoluta confidencialidad, pudiéndose realizar esta aportación de forma completamente anónima. 

Pincha y denuncia la pornografía infantil en el vínculo abajo.

PROTÉGELES

Si conoces algún canal de tu país que utilize el comercio de pornografía infantil en la Red Undernet, acude a las autoridades gubernamentales en tu país lo más antes posible y denuncialos. 

También puedes acudir a #Ayuda de Undernet y amablemente te atenderemos en tu queja. 

Seguridad: Para los padres en INTERNET

* Normas básicas de seguridad para los padres en INTERNET

Es imposible impedir que cualquier material ofensivo o peligroso sea expuesto. Se puede castigar después a los responsables, pero no se puede evitar que cometan el delito. Cualquiera puede introducir el contenido que quiera en Internet. A ésto hay que añadir que Internet es internacional y que cada país tiene su legislación sobre lo que es la pornografía, lo que son drogas legales o ilegales, etc. Es decir, se puede incluso distribuir por internet algo que aquí es delictivo pero que, tal vez, en el país de origen no lo es.

Por lo tanto, su hijo/a puede encontrar en Internet material muy inapropiado para su desarrollo personal, intelectual y emocional.

¿Cómo pueden los padres defender a sus hijos cuando están usando internet ?

Hay dos cosas que los padres pueden hacer :

1º. Instalar programas protectores que vigilen y codifiquen la información a la que sus hijos no deberían acceder. Hay muchos y muy variados, pero siempre cabe la posibilidad de que encuentren este material. La mayoría de los filtros impiden el acceso a páginas en las que hay palabras clave (como: "pornografía", "sexo"...), y los diseñadores de muchas páginas evitan el empleo de esas palabras para hacer inútiles estos filtros. Con la campaña "NAVEGAR TRANQUILOS" pretendemos precisamente ofrecer una opción mucho más eficaz.

Con el Asesor de contenido de Internet Explorer usted podrá controlar el tipo de contenidos de Internet a los que tiene acceso su equipo. Como por ejemplo: evitar que sus hijos vean información de contenido violento o sexual. Para activarlo, debe iniciar Microsoft Internet Explorer y desplegar el menú Herramientas y elegir la opción Opciones de Internet luego Contenido y busque ahí Asesor de contenido y presione en Habilitar. Ésto permite controlar el acceso a la configuración del Asesor de contenido. Para activar el Asesor de contenido y ver su configuración es necesario establecer una contraseña. Ver y ajustar las restricciones para reflejar lo que se considera como contenido adecuado en cuatro aspectos: lenguaje, desnudos, sexo y violencia.

2º. Sentarse con sus hijos cuando quieran navegar por Internet. La única forma absolutamente segura.

No hay que plantearles a los niños el problema como si no se confiara en ellos, sino como una consecuencia del cariño que se les tiene: "queremos protegerte de otras personas que no quieren a los niños".

NORMAS SENCILLAS

1º. Intente aprender el funcionamiento básico de los ordenadores e Internet.

2º. Sepa siempre lo que su hijo está haciendo en el ordenador, pregúntele.

3º. Tenga el ordenador con conexión a Internet situado en una habitación donde suela haber gente,  como el cuarto de estar, etc, (excusa: "así pueden utilizarlo todos los miembros de la casa sin molestarse en sus respectivas habitaciones"). No lo tenga en el cuarto del niño o del adolescente, donde usted puede no saber qué está haciendo (disuasorio).

El computador debe ser de hecho una herramienta que compartan los miembros de la familia y de manera natural hallarse en el lugar más adecuado para este propósito.

Sus Chicos son INTELIGENTES, no los subestime, si ellos son capaces de comprender los peligros que hallan fuera de casa es seguro que comprenderán los peligros en la Red y sabrán manejarlos si usted está presto a Escuchar antes que a Juzgar o a censurar.

4º. Vigile el tiempo que pasa conectado. Establezca tiempos.

La mejor manera de que un chico no ande buscando porquerías en la red o les preste escasa atención es animarles a desarrollar sus aficiones y pasatiempos en línea, en este sentido la red se comporta como la calle, el que anda sin hacer nada dando vueltas tiene más chance de encontrar lo que no se le ha perdido.

Ayúdeles, comparta sus aficiones, sea Ejemplo, usted seguro puede hallar un pasatiempo o una afición a la cual dedicarle tiempo de navegación (No trabajo).

5º. Limite el acceso a áreas específicas con los programas protectores.

6º. La regla de Oro de la Internet: Privacidad

Privacidad, NO anonimato, privacidad consiste decidir como, cuando y a quien le doy información acerca de mí mismo. Enseñe a sus hijos que, a diferencia del mundo fuera de línea, en Internet uno nunca está seguro de si lo que dice alguien acerca de si mismo es la verdad. Partiendo de este hecho, sus hijos JAMÁS deberían proveer a nadie datos acerca de sí mismos o de donde viven, ni números de teléfono ni NADA a personas que hayan conocido en la red Salvo una previa evaluación por parte de sus padres.

Enséñeles que una persona que no es capaz de "Chatear" con sus padres en la red o de hablarles por teléfono es una persona de quien no pueden esperar nada bueno.

7º. Si son pequeños no les permita entrar en los chats, o canales de conversación, sin estar un adulto presente.

Los chat son divertidos lo cual no quiere decir que no sean peligrosos, en los chats se mueven los acosadores, los pedófilos, los escatológicos y demás fauna de la Internet, pero son divertidos!, por eso los adolescentes y muchos adultos visitan los Chats. Prohibirle el acceso a un Chat a un adolescente es algo que no sirve, mi consejo es que Chatee con su hijo, sea su cómplice, ayúdelo a comportarse, muchos chicos se quedan pegados a un chat recibiendo un sinnúmero de mensajes obscenos simplemente porque perciben el dejar el chat como un acto de "cobardía". Ayúdelos a tener la confianza en sí mismos como para hacer clic cada vez que se hallen en situaciones que no les van a aportar nada.

8º. No lea los mesajes que reciben sus hijos por correo electrónico.

En alguna parte leí este consejo y es simplemente una violación a la privacidad de sus hijos, un mensaje explícito de "no confío en ti o en tu capacidad para manejar mensajes de desconocidos". Sea ejemplo, comparta con él los mensajes que recibe. Califíquelos: mmmm esto es una estafa para tontos, esto es una oferta para participar en una tontería, este es un enfermo que me cree tonto como para responderle... , este ni lo abro porque es un pornógrafo a la caza de clientes, etc. Enséñele a bloquear remitentes específicos (En Hotmail es superfácil).

9º. No cámaras Digitales

Una cámara digital en manos de un adolescente o un niño es como darles un arma cargada. NUNCA, JAMáS, permita que sus hijos envíen fotografías a través de Internet (o de otro medio), incluso si la otra persona ya les ha enviado alguna donde se ven como "angelitos de Dios".

10º.  Enseñe a sus hijos a tener mesura en el tiempo que navegan.

Primero porque es costoso, en segundo lugar porque INTERNET CAUSA ADICCION, igual que las máquinas de juegos.

11º. No permita nunca que sus hijos se queden con alguien que han conocido a través de Internet, aunque sea otro niño y le haya enviado una foto.

Los chicos pueden conocer en "persona" a gente que hayan contactado en la Red, pero ello supone una estrategia de seguridad que le permita a usted como padre evitar colocar a su hijo y a usted mismo en riesgo, pero al mismo tiempo no privarle de conocer personas que pueden ser positivas.

12º. Consiga que sus hijos utilicen cuentas de correo "gratuitas". Puede conseguirlas en paginas como www.hotmail.com o www.yahoo.com y otras. Dichas cuentas son gratuitas y no es necesario dar los datos del menor. De esta forma nadie podrá averiguar la identidad de sus hijos por el correo electrónico.

13º. No contrate servicios de acceso a Internet a empresas que le den una dirección IP fija, porque esto haría sencillo localizar a sus hijos cuando están navegando y averiguar su identidad. Pida que la dirección IP no sea fija.

14º. Ante el peligro Mantenga la Calma

Anime a su hijo/a a que le cuente la información extraña o amenazadora que le sea enviada o encuentre en Internet.

INMEDIATAMENTE que su hijo o usted reciban dicha información que consideren peligrosa, nociva o ilegal, si se trata de un mensaje por coreo electrónico NO LO BORREN.

Si se trata de información presente en un foro, una página o un Chat, anote con cuidado la dirección donde halló dicha información (http://, o bien www, etc.), de manera completa, muchos casos de investigación criminal son resueltos en el mundo por una simple pista.

INTERNET ES UN INSTRUMENTO ESTUPENDO....SÓLO HAY QUE SABER COMO UTILIZARLO

Seguridad: Para los niños en INTERNET

* Normas básicas de seguridad para los niños en INTERNET

1º. No des nunca información personal sobre ti, tu colegio o tu casa. No envíes fotografías sin el permiso de sus padres.

2º. No respondas nunca a mensajes o tablones de anuncios en los que se incluyan mensajes agresivos, obscenos, amenazantes o que te hagan sentir mal.

3º. Mucho cuidado cuando alguien te ofrezca algo por nada en Internet, y te de una dirección a la que acercarte a por un regalo. Si asistes debe ser con tus padres.

4º. Cuando recibas o encuentres una información que te haga sentir incómodo/a díselo inmediatamente a tus padres.

5º. No quedes con nadie desconocido sin el permiso de tus padres y sin su presencia.

6º. Recuerda que la gente que navega por Internet no siempre es lo que parece, porque no puedes verles ni oírles. Por ejemplo: cuando alguien te está diciendo por Internet que es una niña de 12 años, puede ser un señor de 45.

7º. Conoce a tus amigos de Internet de la misma forma que conoces a tus otros amigos. No les permitas cosas que no les permitirías a los que tienes ahora.

INTERNET ES UN INSTRUMENTO ESTUPENDO... SÓLO HAY QUE SABER COMO UTILIZARLO. (Las normas son sencillas... ¿No?)

La pornografía infantil constituye un problema de dimensión internacional, que se ha ampliado con la irrupción de nuevas tecnologías que han transformado las pautas de producción y difusión de este tipo de material.

 
Enlaces relacionados:

Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los DerechosHumanos 

http://www.unhchr.ch/spanish/html/hchr_sp.htm

Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (UNCRC):

http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/k2crc_sp.htm

Comité de los Derechos del Niño:

http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu2/6/crc_sp.htm

Sesión especial de las Naciones Unidas en favor de la infancia (2002)

http://www.unicef.org/specialsession/